Sin categoría

Compartir

El dolor no se marcha con una palmada

Déjame con mi dolor, nadie lo ve, pero lo tengo dentro.
Déjame que se diluya con mis recuerdos…
El dolor está dentro y no se marcha con una palmada.
Puedo estar sonriendo, puedo seguir con mi vida, el silencio del dolor no se escucha.
El dolor, el maldito dolor se instala por dentro y rompe…
Déjame con mi tristeza, no se puede marchar con una palmada.
Para volver a sentir sin dolor, para que vuelva a salir el sol, necesito tiempo…
Sé que volveré, pero ahora estoy ausente, sé que volveré pero mi tristeza necesita de tiempo…
Al dolor hay que dejarlo en paz…
Sé que volveré a sentir, pero necesito tiempo…Es tiempo de silencio, de acompañamiento y de pocas prisas…es tiempo de comprender que el dolor no se marcha con una palmada.
Y un día, en unas hojas de otoño, en una brisa del mar, en una mirada…encontraré la cura.
El duelo duele y no se marcha con una palmada…
Y un día, en un sorbo de café recién hecho, en una sonrisa, en un roce de piel…encontrare la cura.
Solo es cuestión de tiempo, el dolor no se marcha con una palmada, pero se marcha.

FundLib

Comentarios